16 de marzo de 2020

Cerrado temporalmente por el COVID-19

Dado que nos es imposible realizar nuestro trabajo respetando las medidas sanitarias para frenar el contagio del coronavirus, nos vemos obligados a cerrar nuestro salón hasta nuevo aviso.

En el decreto del estado de alarma se reconoce al fin nuestra profesión como una necesidad básica, pero en estas circunstancias, y por la salud de todos, los servicios habituales pueden esperar hasta frenar el virus. Cuando todo se solucione, estaremos como siempre al pie del cañón para encargarnos además de vuestra imagen, de vuestra salud capilar.

Hasta entonces, sólo podremos realizar servicios mínimos a domicilio exclusivamente a problemas de movilidad reducida, garantizando así su higiene capilar y extremando las medidas de seguridad dentro de lo posible en esta profesión que requiere un contacto tan cercano.

Gracias por vuestra comprensión.
Gracias a todos los peluqueros y demás personas que nos habéis apoyado para hacer visible el alto riesgo de propagación en los salones y conseguir que nos escuchen y rectifiquen.
Gracias a todos los que utilizan el sentido común quedándose en sus casas evitando nuevos contagios.
Gracias a todos los sanitarios y demás trabajadores que siguen dándolo todo.

Esperamos que todo se solucione cuanto antes, con el menor número de víctimas posible.

A la espera de noticias de mañana, pedimos que nos tengan en cuenta como uno de los sectores que cierran sus puertas por necesidad, a la hora de ayudar a las pequeñas empresas y los autónomos que estamos asumiendo pérdidas por el bien común.

Sólo así podrán ayudar a que nuestro sector pueda seguir adelante y ofreceros nuestros servicios como hasta ahora. Todos tenemos que poner nuestro granito de arena para salir de esta crisis: gobierno, trabajadores, empresarios, clientes...

Usad la cabeza, cuidaos, y nos vemos a la vuelta.